Tenis: Mente y Cuerpo Más Fuertes

¡Comience a jugar!

Bjorn Borg, el estoico jugador Sueco de tenis que ganó Wimbledon cinco veces consecutivas y seis Abiertos de Francia, fue famoso por su comportamiento pausado y frío en la cancha. En alguna ocasión, recibió el mote del "Hielo Borg." Su condición física fue legendaria, como lo fue su ritmo cardíaco en reposo, que según reportes era de 45 latidos por minuto.

Cleveland Clinic Heart Center

Sea o no verdad, la historia sobre el tranquilo tejido cardíaco de Borg destaca un punto importante acerca del tenis: jugarlo periódicamente es bueno para el corazón. Y también lo es para el cuerpo y la mente. De hecho, jugar tenis periódicamente genera beneficios físicos, fisiológicos y psicológicos. Estos beneficios incluyen el aumento en la quema de calorías, la reducción de la presión sanguínea y la reducción de la tensión nerviosa. Todos estos beneficios juegan un papel importante para que las personas minimicen el riesgo de desarrollar padecimientos cardíacos, que son la causa de muerte número uno entre hombres y mujeres.

Para ayudarle a apreciar los beneficios cardíacos y de salud que aporta el tenis, para motivarlo a salir y ponerse a jugar y a que practique este deporte de manera segura, Cleveland Clinic Heart Center y United States Tennis Association (Asociación de tenis de los Estados Unidos) han colaborado para ofrecerle la guía “Comience a jugar”.

Elimina calorías, baja la presión sanguínea

Jugar tenis periódicamente le ayuda a mantener o mejorar el equilibrio, la movilidad, la agilidad, la fortaleza y el acondicionamiento físico. También ayuda a quemar calorías. De acuerdo con un fisiólogo de ejercicio de Cleveland Clinic Heart Center y por cierto, un ávido jugador de tenis, el Doctor  Gordon Blackburn, investigaciones muestran que tres horas de ejercicio aeróbico moderado cada semana pueden reducir en un 50% el riesgo de sufrir padecimientos cardíacos. “Jugar tenis periódicamente a una intensidad moderada a vigorosa, “menciona el Dr. Blackburn”, es una buena vía para hacer ejercicio aeróbico. “Usted ejercitará sus músculos y quemará calorías. El tenis le ayuda incluso a bajar su presión sanguínea. Todo esto contribuye a reducir el riesgo de desarrollar un padecimiento cardíaco o de sufrir un problema  cardiovascular, como un infarto o un ataque apopléjico”.

Una mujer de 135 libras de peso que juegue una hora de tenis puede quemar 330 en un juego de dobles y 420 calorías en un juego de singles, menciona el Dr. Blackburn. Un hombre de peso promedio que juegue una hora de tenis puede quemar cerca de 425 calorías en un juego de dobles y 600 en un juego de singles. De hecho, prosigue el  Dr. Blackburn, usted quema más calorías jugando tres horas de tenis por semana que las que quemaría haciendo tres horas de ejercicio ligero con pesas, jugando boliche o practicando el golf.

“Si usted complementa el tenis con otras actividades aeróbicas como caminata veloz o ciclismo, entonces estará haciendo ciertos ejercicios aeróbicos la mayor parte de los días de la semana”, dice el Dr. Blackburn, “con esto puede incluso impactar más la mejora de su salud”. Por ejemplo, numerosos estudios recientes, menciona el Dr. Blackburn, han documentado beneficios fisiológicos por caminar periódicamente a una intensidad moderada.

Estiramiento

Si usted es un ex-jugador de tenis que quiere retomar el juego, o lo va a practicar por primera vez, el estiramiento antes de jugar es una de las más importantes precauciones que se deben tomar para reducir el riesgo de lesiones en músculos o extremidades. El estiramiento prepara al cuerpo para la actividad física calentando los músculos y las articulaciones. El proceso toma tan sólo unos minutos. El estiramiento no garantiza que no sufrirá lesiones durante el juego, pero las evidencias prueban que puede ayudar sustancialmente a reducir ese riesgo.

Para aquellos quienes piensan, “Qué pasa con este cuerpo que no se dobla”, los ejercicios de estiramiento no están diseñados para contorsionar las extremidades, inflingir dolor o servir como entrenamiento para el Cirque de Soleil. El objetivo es aflojar los músculos y articulaciones para el estiramiento y extensión a la que se verán sometidos a medida que vaya progresando el juego. Usted puede aprender cómo realizar estiramientos de calentamiento adecuados para el tenis leyendo la guía en línea para el estiramiento de Cleveland Clinic/USTA.

Para que jugar tenis sea seguro y saludable, tenga siempre en mente estas sugerencias:

  • Caliente debidamente mediante un buen estiramiento los músculos y articulaciones del cuerpo
  • Consuma agua u otras bebidas deportivas saludables para mantener el cuerpo debidamente hidratado antes, durante y después de jugar. Esto tiene particular importancia cuando se juega en climas calientes, húmedos, o cuando la sesión se prolonga  más de una hora.
  • Si se lesiona o siente dolor en el pecho, deje de jugar inmediatamente y consulte a su médico. 
  • Juegue dentro de sus posibilidades. (Dicho de otra manera, deje la acrobacia para Roddick y Henin-Hardenne).
Comience a jugar…de manera segura

El Dr. Blackburn alienta a todos los que pueden practicar el tenis, pero ciertos individuos, según dice, deben consultar a un médico antes de hacerlo. Si tiene interés en jugar tenis, lea la siguiente lista para verificar si alguno de los criterios describe o se relaciona con su estado de salud. De ser así, deberá analizar sus intenciones con el médico.

  • Incomodidad o dolor pectoral durante la actividad física
  • Estilo de vida sin actividad, por elección o debido a una condición médica
  • Artritis reumatoide
  • Padecimiento cardíaco
  • Cirugía reciente (en el transcurso del año anterior)
  • Marcapasos
  • Alta o baja presión sanguínea
  • Osteoporosis
  • Mareos o pérdida de conciencia periódicos
  • Problemas de visión
  • Reemplazo de articulaciones
  • Historial de dolor articular o incomodidad en aumento durante una actividad física

Adicionalmente, si por alguna razón usted se encuentra bajo tratamiento médico, o está tomando medicamentos que le ayuden a controlar una condición, asegúrese de platicar con su médico respecto a su interés en el tenis antes de dirigirse a las canchas de juego.

Diversión…para todos

Uno de los grandes aspectos del tenis es que jugarlo es muy divertido. Realmente, puede ser desafiante, en especial si usted simplemente lo está aprendiendo, pero también es un deporte en el que las lecciones, la práctica y la continuidad rinden frutos rápidamente. El tenis es un excelente medio para canalizar las tensiones cotidianas y una gran oportunidad para socializar, en especial si se inscribe en una liga o club local de tenis o frecuenta las canchas públicas. El tenis es revitalizador, y, una vez que se le encuentra el gusto, tremendamente satisfactorio. También es una magnífica actividad familiar.

Contrariamente a lo que usted pueda pensar, el tenis no es un deporte que solamente juegan y disfrutan los jóvenes. De hecho, 11.3 millones de adultos de 25 años o más, jugaron tenis por lo menos una vez el año pasado. Y como Venus y Serena Williams le han recordado tan elocuentemente a todos, el tenis es un deporte para mujeres, tanto como lo es para los hombres.

Para informarse sobre oportunidades para jugar tenis en su localidad, ingrese su código postal, o ciudad y estado ¡para comenzar de inmediato la búsqueda de un Centro de Fomento del Tenis!

Precauciones para mantener un corazón saludable

Además de un reconocimiento médico, se recomienda una prueba de ejercicio—en ocasiones llamada prueba de esfuerzo—antes de comenzar a practicar un programa periódico de ejercicio como el tenis. Usted se debe hacer dicha prueba si:

  • Se le han diagnosticado padecimientos cardiovasculares, pulmonares o metabólicos (ejemplo: diabetes)
  • Su sexo es masculino, con más de 45 años y tiene 2 o más factores de riesgo de padecimientos cardíacos*
  • Su sexo es femenino, con más de  55 años y tiene 2 o más factores de riesgo de padecimientos cardíacos.*

*Los factores de riesgo de padecimientos cardíacos incluyen:

  • Antecedentes familiares de padecimientos del corazón o ataques cardíacos
  • Cirugía de derivación de arteria coronaria o procedimiento de intervención en la coronaria (ejemplo: angioplastia, implante de stent intracoronario) en un pariente en primer grado (hermano, hermana, padre, madre) antes de los 55 años 
  • Uso actual de productos de tabaco, o, haber dejado de fumar en el transcurso del año anterior
  • Presión sanguínea en reposo de más de 130/85 mm Hg
  • Tomar medicinas para controlar la presión sanguínea alta
  • Colesterol total de más de 200 mg/dl o colesterol LDL de más de 130 mg/dl
  • Tomar medicamentos para bajar el colesterol
  • Glucosa normal en la sangre en ayunas de más de 110 mg/dl; tomar medicinas para bajar el azúcar en la sangre
  • Circunferencia de cintura de más de 39 pulgadas o índice de masa corporal (BMI), de más de 30. (¿Desea calcular su BMI? Haga clic aquí. ¿Desea conocer más sobre este tema? Haga clic aquí).
  • Nula participación actual en un programa regular de ejercicios aeróbicos de intensidad moderada.