El Juego Social

Hazlo Divertido

Por Daisy Fuentes

By Daisy Fuentes
El tenis es una de mis actividades predilectas. Es simplemente una maravillosa mezcla de deporte y socialización. En muchas ocasiones tan sólo llamo a una amiga y le digo: “Oye, por qué no vienes. Trae a una amiga, yo traigo a otra amiga y juguemos dobles”. Y después de eso podemos sentarnos y platicar o incluso compartir una buena comida. ¿Qué más puedes pedir además de la oportunidad de divertirte, quemar una buena porción de calorías, asolearte un poco y disfrutar buenos momentos con tus compañeros?

Lo lindo de jugar dobles es que no importa si las personas que están jugando están o no al mismo nivel que tú. Lo admito: no soy tan buena. Difícilmente seré el próximo Andre Agassi, pero igual puedo darle batalla con uno o dos tiros si nos pusiéramos a jugar un rato.

El tenis es también una magnífica manera de hacer nuevas amistades. Te vas de vacaciones, conoces gente nueva y juegas tenis con ellos. Todo este proceso de jugar con alguien es especial, y a menudo se fincan amistades duraderas cuando compartes una cancha de tenis.

Practiqué el tenis desde niña en España. Mi padre fue un buen jugador, y los partidos que él jugó en su círculo de amigos tuvieron un tremendo equilibrio de vivaz competencia e intercambio de ideas. A la edad de 9 ó 10 años, me sentaba cerca de la cancha a observar esos partidos, porque eran muy entretenidos. Cuando el partido terminaba me quedaba con él y sus amigos y todos nos la pasábamos riendo —en ocasiones con respecto al juego, y también muy a menudo con respecto a otros temas. Las personas simplemente se sienten más relajadas después de pasar un tiempo en una cancha de tenis.

Me hubiera gustado comenzar a jugar tenis a más temprana edad. Comencé a jugarlo más hasta la edad adulta. Hubiese sido magnífico recibir el debido entrenamiento siendo más joven y evitar los malos hábitos que en ocasiones puedes desarrollar cuando comienzas a practicarlo siendo adulto. Por supuesto, aún si hubiera sido una poderosa jugadora de tenis cuando más joven, pensaría en conservar en mente el espíritu de diversión.

Aún cuando disfruto mucho riendo en una cancha de tenis, también me encanta la forma en la que el deporte me ayuda a mantenerme en forma, lo cual es extremadamente importante en mi trabajo. Podrán pensar en que ser animadora se trata solamente de frecuentar lugares exóticos y grandes eventos, pero también tengo momentos de soledad en el salón de ejercicios o en una pista para correr.

Sin embargo, el tenis me da la oportunidad de ejercitarme en un medio social. La oportunidad de pasar momentos con amigos y practicar un excelente ejercicio es lo mejor que me puede suceder.

Otro elemento importante sobre el aspecto social del tenis es que su lenguaje es universal. El tenis reúne a personas de  todo tipo. Y una vez que estás en la cancha, es igual para todos. Ya sea que estés jugando en un parque público o en un club elegante, un suntuoso hotel o en una preparatoria local, simplemente practicas el juego y lo haces lo mejor que puedes. Es muy accesible, y jugar no es costoso. Puedes acudir a la cancha simplemente en camiseta y pantaloncillos cortos. No tienes que hacerte del mejor equipo para poder jugar. Una lata de pelotas no cuesta casi nada.

Tengo la intención de jugar mucho más tenis en los próximos años. El equilibrio del tenis con mi trabajo no es fácil, pero cada vez que veo personas con esa pasión y deseo por jugar, me inspira también. No tengo duda de que mis mejores días en la cancha están por venir. Y si procuras divertirte cada vez que juegues, estoy segura que significará lo mismo para ti.

La animadora Daisy Fuentes es una promotora del acondicionamiento físico y ex-conductora de MTV.