El Juego Físico

Competir con Fiereza

By Roy Jones Jr.

Roy Jones Jr.
Siempre me ha impresionado el tenis—y los jugadores de tenis. El juego es cara a cara, como en el boxeo. Nadie más alrededor para ayudarte. Eres solamente tú contra el adversario. El más fuerte prevalece.

Como en el boxeo, en el tenis debes tener la fortaleza y la condición para ganar. Afortunadamente, nadie te  golpea la cabeza cuando estás en la cancha de tenis, pero aún así tienes que ser fiero y tener la condición física suficiente para aguantar y dar pelea durante todo el combate. Como el boxeo, el tenis es una batalla entre gladiadores. Se trata de dos personas, en la arena, en un mano a mano. Ver a alguien como Andre Agassi devolver un magnífico tiro de revés contra un gran servidor como Andy Roddick, es como ver a dos pesos completos tirando golpes uno al otro. Pero en lugar de utilizar los guantes y sacudir a golpes sus cabezas, ellos utilizan raquetas para pegar tiros certeros entre sí. Debes ser mentalmente audaz y estar preparado físicamente o no puedes competir. De lo contrario serás sacudido.

El tenis, al igual que el boxeo, es intenso y exigente, una prueba para tu mente y tu corazón. Eso me encanta.

Se necesitan muchas habilidades físicas similares en ambos deportes. Antes que nada, debes ser ágil. Para librar una buena batalla, tu cuerpo debe ser flexible y ligero. Con la capacidad de golpear, moverte y defenderte, tal como lo hace un jugador de tenis. Yo, por supuesto, le pego a un blanco de mayor tamaño y, a diferencia de la pelota de tenis, mi adversario intentará golpearme.

Ambos deportes requieren coordinar las manos con la vista. Tanto en el box como en el tenis, cuando descubres una abertura, debes tener la capacidad de pegarle al objetivo con consistencia y potencia. Si ves a Serena Williams jugando un gran punto, notas cómo está conectada y lista para pegar el mejor golpe posible. Para algunas personas, esta coordinación manos-vista es algo natural. El resto de nosotros tenemos que trabajar para desarrollar esta habilidad, lo cual implica mucha práctica en la cancha o en el gimnasio. Siempre trato de ser acertado en mis ejercicios, y me concentro en rutinas y prácticas.

Quizás la habilidad más importante en ambos deportes es el movimiento de los pies. El boxeo se desarrolla en un área muy pequeña, por lo que el movimiento de los pies es especialmente importante. Tienes que mantener tus pies en movimiento—todo el tiempo. Si te quedas quieto, eres un blanco fácil. Los grandes jugadores de tenis también dominan esta habilidad. No es suficiente ser rápido, tienes que moverte con inteligencia. Golpear y defender, golpear y defender. Ser agresivo y atacar. El mismo plan de juego funciona en ambos deportes.

Las habilidades físicas son, por supuesto, solo una parte del juego. Como deportes individuales, el boxeo y el tenis son extremadamente exigentes también en el aspecto mental. Estás solo ahí, y a medida que avanza la competencia, no siempre es fácil continuar—en especial cuando el adversario te dificulta las cosas. Esa es la razón por la que, en ambos deportes, tienes que amar la experiencia, sin importar cuál sea el resultado.